Bangkok es la puerta de entrada al universo mochilero. Ya me lo habían dicho varias veces. Y tiene sentido. Es una ciudad cómoda, que acoge.

leer más