Pablo, Álvaro, Alejandro

Sep 17, 2022

Escrito por

Marta

Mis pilares en Formentera, los niños de mis amores

Por si a alguien se le ha olvidado, este blog va de mapas y de lugares, pero también, y casi más importante, va de la gente linda que se conoce por el camino. Va de esas personas que brillan de manera especial o, más difícil, que hacen que una misma brille de manera especial.

Amigos en Formentera

Por eso tengo que hacer hueco para tres soletes que me han acompañado durante mi estancia en Formentera y que un mes después de haberme ido siguen a mi lado. Álvaro, Alejandro, Pablo. 

Personas bellas, de las que quieres tener a tu lado por mucho que pase el tiempo. 
Mis compañeros, mis amigos del alma en tan poco tiempo como tres meses.

Qué encontrarás en este artículo

Alejandro

Alejandro es el claro ejemplo de esos nudos que crea tu hilo en el viaje de la vida, esos que permiten que te vuelvas a encontrar con un mismo hilo una y otra vez. 

La primera vez que los nuestros se cruzaron fue en Rijeka, en Croacia, de pura casualidad, pero ya en aquel momento me salvó del frío. Del frío de dentro y del frío de fuera. Y a base de lentejas, garbanzos y documentales de aventuras hicimos clic.  

Turquía nos tenía reservado un nuevo encuentro unos meses después y Formentera ha apretado el nudo lo suficiente como para que no se vuelva a soltar. 

Al poco tiempo de conocerlo ya envidié la claridad con que él veía cosas que a mí me habían costado años. Determinado, independiente y valiente. Mucha vida en veintipocos años y la ventaja suficiente para saber ya que sus dos pies sobre la tierra han venido a disfrutar.

Alejandro

Álvaro

Álvaro es su contrapunto. No hay hermanos más distintos y más complementarios. Álvaro es bondad pura. No está a un paso, sino a varias zancadas de distancia sobre la mayoría de los mortales cuando de ser bueno se habla.  Álvaro es ternura, sensibilidad, abrigo. Empatía y simpatía. Sonriente y presente, maestro de los detalles.

Mente creativa y creadora de bienestar a su alrededor. Bálsamo de almas en el momento que más lo necesitan.  

A Álvaro simplemente hay que abrazarlo. Porque quieres y porque puedes. Porque es Álvaro.

Álvaro

Pablo

Y Pablo, danzarín de cuerpo y alma. Más de veinte años de diferencia y nos hablamos de tú a tú. Él a mí y yo a él.

Un ser cristalino. Frescura pura, el compañero de aventuras ideal. Las dos semanas más divertidas en Formentera fueron a su lado, explorando, investigando, buscando cuevas donde dormir y volviendo a ser niños.

Arriesgado, brillante, descarado, culto, irreverente y educadísimo a la vez. Todo eso reunido en los mismos dos metros que te abrazan, te retan o se convierten en chiquitos.

Pablo

Y así, contra todo pronóstico, echo de menos Formentera más de lo que me habría imaginado. Y no es sino por ellos. Me faltan las tardes de cafés con gominolas, las partidas de cartas, los saludos por el balcón, esperarnos en los soportales de casa a que baje el último. Y echo de menos los abrazos. Abrazos largos y apretados. Abrazos sinceros que curan el alma por maltrecha que esté. 

Esta es la gente que quiero tener a mi lado. La que aporta, la que ríe, la que llora contigo si hace falta y la que te empuja para que puedas volar alto. 

Gracias, mis niños, os quiero. 

Viaja por tu cuenta

Te ayudo a hacerlo fácil:

Busca aquí tus vuelos baratos.

Llévate tu guía de viaje del destino que quieras.

Viaja tranquil@ con un seguro de viajes con un 7% de descuento.

Contrata tu viaje y tours aquí si no tienes tiempo de organizarlo.

Encuentra traslados del aeropuerto a tu hotel aquí.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

Becky

Becky

Becky es un poco rusa, un poco israelí, un poco canadiense. Ahora, también un mucho birmana. A sus 22 años, lo mismo te habla de política, que de economía, relaciones humanas o cocina.

leer más
Guillaume

Guillaume

Guillaume Hernandez es un artista. Es un músico, un poeta. Guillaume escribe libros, dibuja en su cuaderno y toca el ukelele.

leer más
Phra el monje

Phra el monje

Hay veces que los encuentros que tienes a lo largo del camino superan con creces las expectativas y esto es lo que sucedió cuando conocí a Phra.

leer más